NOTICOOP

Mantente informado del acontecer cooperativo


TIP FINANCIERO

¿Cómo hacer un presupuesto semanal?

Conoce algunas recomendaciones para tener el control de tus gastos semanales y de tus finanzas.

 

Un presupuesto semanal es una gran manera de saber cuánto tienes disponible para utilizar sin tomar el dinero de tus gastos mensuales. La mejor manera de mantener un presupuesto de gastos personales, semanales, es saber en qué gastas tu dinero y si en realidad tienes esos fondos para gastar. Cuando hagas tu presupuesto, se honesto contigo mismo acerca de cuánto dinero haces, cuánto gastas y si es necesario en lo que gastas tu dinero.

Haz una lista acerca de cómo gastas el dinero en una semana. Puede incluir un café diario, ir a comer fuera, ir al cine, gastos de transporte o incluso compra de ropa; cualquier gasto realizado, inclúyelo y escribe la cantidad estimada de dinero que gastes en cada artículo de tu lista. 

Jean Chatzky, gurú de finanzas personales, sugiere dividir los gastos en dos categorías: gastos fijos y gastos variables. Los gastos fijos, son aquellos que no variarán o de los cuales conoces el monto, como el transporte para ir al trabajo; los gastos variables son los números no tan seguros de cuánto costarán las salidas a comer o cuánta gasolina necesitarás, sé lo más preciso acerca de estos números y no te subestimes.

Descifra cuánto dinero tienes disponible en realidad para gastar cada semana. Esto puede basarse en tu presupuesto mensual o solo saber que tanto te queda cada mes (después de crear algún ahorro) y dividir esa cantidad por cuatro, número de semanas de un mes.

Calcula la diferencia entre el dinero que tienes para gastar y el dinero que vas a gastar. Con optimismo, tu cantidad disponible será más alta que la cantidad de gastos. Si estás gastando más de lo que tienes disponible, entonces necesitas tomar acción.

Decide si algunos de tus gastos necesitan recortarse o eliminarse por completo. Si tienes deficiencia de dinero, considera los artículos sin los que puedes vivir y cuáles necesitas todavía a través de la semana, por ejemplo, si el transporte en taxi consume mucho de tu presupuesto, puedes iniciar a usar el transporte público por un tiempo o de forma definitiva. Simplemente no hagas trampa.

La clave de mantenerte con un presupuesto es la autodisciplina, apégate a tu presupuesto una vez sepas cómo gastarás tu dinero. Sé estricto contigo mismo si tienes que serlo y sé consciente acerca de lo que puedes gastar en la semana y en lo que no puedes gastar.